¿Podemos viajar en globo hasta el espacio?

Hace unos días un amigo que lleva tiempo siguiéndonos, conocedor de algunos detalles del gran proyecto que estamos desarrollando, y del que espero pronto os podamos dar los primeros detalles,  me preguntaba si es posible viajar al espacio en un globo.

Capas de la atmósferaLa idea a algunos os sonará absurda y otros pensaréis que esto en realidad ya se hizo cuando Felix Baumgartner saltó el 14 de octubre de 2012, desde 39.068 m. de altura, después de haber ascendido en un  globo tripulado hasta la estratosfera, o cuando el vicepresidente de Google, Alan Eustace, de 57 años, el 24 de octubre de 2014 desde una altura de 41.150 metros se lanzó en caída libre, alcanzando una velocidad máxima de 1.322 Kms/h, rompiendo la barrera del sonido y superando el récord de Baumgartner.

Sin embargo, la respuesta es que técnicamente no se puede llegar con un globo al espacio, aunque sí muy alto, dependiendo del globo que usemos.

Un globo lleno de helio puede llegar a alcanzar una gran altitud, pero no puede llegar hasta el espacio exterior. Al llegar a una altura de unos 32 kilómetros el globo de helio difícilmente podrá subir más.

La explicación es sencilla. La densidad del helio es menor que la del aire, por lo que provocará una fuerza vertical hacia arriba que hará que el globo suba. El aire es más pesado que el helio y es atraído con mayor fuerza por la Tierra, desplazando al globo hacia arriba, porque el globo es más ligero que el aire.

La atmósfera de la Tierra es cada vez menos densa cuanto mayor es la altura. Llega un punto en el que hay tan poco aire por cada unidad de volumen que, un avión, por ejemplo, no puede mantenerse. A partir de ese punto comenzaría lo que se suele llamar el "espacio". Es lo que se suele llamar la Línea de Kármán.

La línea de Kármán es el límite entre la atmósfera y espacio exterior, a efectos de aviación y astronáutica. Esta es la definición aceptada por la Federación Aeronáutica Internacional.

Su altura fue estimada en 100 km sobre el nivel del mar por Theodore von Kármán.

Si bien es discutible, se podría decir que cualquier vuelo por debajo de los 100 kilómetros de altura no es espacial. 






Más vídeos en Antena3

¿Hasta dónde puede llegar un globo sonda?


Un globo sonda, también conocido como globo meteorológico, lleva consigo instrumentos hasta grandes alturas para obtener información sobre la temperatura, presión atmosférica, humedad, etc. a través de un aparato llamado radiosonda.

El globo normalmente está fabricado con látex o cloropreno y produce por sí mismo el gas que le servirá para elevarse, llenándose de hidrógeno o helio. 

¿Qué altura puede llegar a alcanzar un globo sonda? Puede llegar a alcanzar unos 40 kilómetros de altura, por lo tanto no estaríamos hablando de un vuelo espacial propiamente, ya que aún nos quedarían unos 60 kilómetros de altura por recorrer.  

Sin embargo, sí subiésemos en un globo sonda a esas alturas, a pesar de que no estaríamos realizando un vuelo espacial propiamente dicho,  a partir de unos 35 kilómetros de altura podríamos ver la curvatura de nuestro planeta. También podríamos ver a esa altura las estrellas aunque en la Tierra sea de día.

Globo sonda. Fuente: Wikipedia.

De hecho, un ingeniero aeronáutico de España,  José Mariano López Urdiales, publicó en el año 2002 un artículo, llamado "El papel de los globos en el desarrollo futuro del turismo espacial". Actualmente
José Mariano López es propietario de la empresa española situada en Barcelona Zero2Infinity, que cuenta con un proyecto llamado Bloon.

Esta empresa ofrecerá viajes al espacio dentro de una cápsula que se eleva con un globo. El viaje no requerirá grandes aptitudes físicas y permitirá ver la Tierra desde el espacio durante unas dos horas.

El vehículo propuesto por Zero2Infinity consiste en un globo similar a los utilizados para estudiar el clima y la meteorología. 



¿Qué necesitaríamos si quisiésemos subir más alto?


Si todavía quisiésemos subir más alto necesitaríamos usa un  cohete sonda. 

Un cohete sonda es un pequeño cohete que lleva instrumentos para estudiar la atmósfera superior de nuestro planeta o para hacer observaciones del espacio sobre la atmósfera. Un cohete sonda no llega a entrar en órbita, sino que hace una trayectoria parabólica describiendo un vuelo suborbital.