Portugal y España enviarán semillas a Marte que serán controladas por control remoto.

El proyecto ganador del equipo Seed propone una solución para obtener vegetales en Marte


Arabidopsis thaliana. Imagen: Alberto Salguero Quiles en Getafe (Madrid).


El equipo Seed, compuesto por jóvenes científicos en su mayoría de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Oporto, será el encargado de enviar semillas a Marte. 

La mayoría de los jóvenes que componen el equipo estudian Biotecnología Molecular o Ingeniería Biomédica en Oporto. Además de estos jóvenes de Portugal, también participan en el proyecto un español del Centro de Investigaciones Biológicas. 

Este equipo presentó el proyecto ganador en el concurso convocado por Mars One, la fundación liderada por Bars Lansdorp que planea construir una colonia humana en Marte. Se habían presentado al concurso otros 35 proyectos y la votación del ganador se hizo a través de Internet. 


La idea del proyecto del equipo Seed es llevar semillas a Marte a bordo del primer viaje de Mars One que tendrá lugar en el 2018. 

La NASA también está preparando un proyecto para llevar semillas a Marte, llamado Mars Plant Experiment, pero todavía está previsto para el próximo 2020, por lo cual, el experimento del equipo Seed es pionero en este aspecto.  


Los proyectos competidores de Estados Unidos, Alemania, la India, Rusia y otros países incluían prototipos de estufas, sistemas para obtener agua a partir de la orina y sistemas de fotosíntesis artificial. 

La importancia de las plantas en Marte


La importancia del proyecto ganador del equipo Seed radica en que las plantas son necesarias en Marte para constituir un sistema de soporte vital. 

La propuesta del equipo consiste en lograr que se cultiven plantas en el planeta rojo para así paliar la falta de alimentos frescos. Hay que tener en cuenta que, con la tecnología actual, el viaje tendrá una duración de unos 10 meses. Durante este tiempo es necesario alimentar a la tripulación, incluso aunque se llegase a usar el sistema experimental de la hibernación


Además, contar con vegetales en Marte sería de vital importancia en la obtención de oxígeno en Marte, de vital importancia dadas las características de la atmósfera marciana. 

Teniendo en cuenta la gravedad de Marte, que es menor que la de la Tierra, la planta que eligió el equipo seed ha sido la Arabidopsis thaliana. Esta planta ya ha sido usada con éxito en los experimentos de la Estación Espacial Internacional.

La Arabidopsis thaliana parece una planta adecuada para este proyecto debido a que sus semillas son pequeñas y fáciles de transportar y debido también a que es una planta que crece rápidamente. 

Las semillas de esta planta viajarán a Marte congeladas, y cuando una vez la misión de Mars One llegue a Marte en el 2018, el equipo Seed activará por control remoto el sistema que están desarrollando para dar calor y agua a las semillas congeladas. 

Una vez activado el sistema, controlarán mediante fotografías todo el proceso de germinación y crecimiento de las plantas.

Si todo va según lo previsto, la construcción del prototipo del sistema terminará en dos años, y tendrá un coste de unos 100.000 euros, aunque el presupuesto podría llegar al millón de euros.