EL MIT estudia la viabilidad del Proyecto Mars One

Diseño conceptual de futuras colonias en Marte.
Diseño conceptual de futuras colonias en Marte. Dibujo: Mars One.

Recientemente estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han presentado un informe  en el Congreso Internacional de Astronáutica celebrado en Toronto sobre los peligros de establecer una futura colonia humana en Marte. 

Actualmente hay varios proyectos en marcha cuya finalidad es establecer en un futuro próximo colonias humanas en Marte. Entre estos proyectos destaca la iniciativa del holandés  Bas Lansdorp, llamada Mars One, el proyecto Inspìration Mars, de Denis Tito o la propuesta Mars Colonial Transporter, de Elon Musk, fundador de Paypal, de llevar un millón de personas al planeta rojo. 


El estudio del MIT se ha centrado en concreto en el Proyecto Mars One, y considera que el proyecto es inviable ya que los futuros colonos podrían morir por asfixia en tan sólo poco más de 2 meses tras su estancia en Marte. 

En  más de una ocasión hemos hablado en viajeamarte.com sobre la necesidad que tendrían los futuros colonos de tener cultivos propios en Marte para poder sobrevivir. Los cultivos que tendrían los colonos serían hidropónicos, es decir, usarían disoluciones minerales en vez de suelo agrícola y tendrían sus cultivos en pequeños invernaderos en el mismo habitáculo donde viviesen, ya que, al menos en un principio no serían posible cultivar en el suelo exterior debido a las muy adversas condiciones ambientales de Marte.

Pues bien, precisamente estos cultivos, tan necesarios, según el informe del MIT serían la causa que provocaría la asfixia de los colonos, ya que concretamente en el día 68 de estancia podría producirse un exceso de oxígeno proviniente de dichos cultivos. Para el equipo del MIT la solución sería traer alimentos desde la Tierra, o bien crear un lugar donde cultivar que esté separado del habitáculo de los colonos. Otra opción sería eliminar el oxígeno, aunque todavía no se dispone de la tecnología necesaria según este estudio. 

Por otra parte, el estudio del MIT considera que son necesarias nuevas tecnologías por desarrollar de las que todavía no disponemos. La investigación del MIT concluye que son necesarios al menos 15 lanzamientos de cohetes Falcon para llevar a Marte todo el instrumental robótico y técnico, con un coste de unos 4.500 millones de dólares. 

Por  los motivos señalados, el autor principal del estudio, Sydney Do, señala que «Mars One es insostenible».

Esperaremos para ver qué tiene que decir al respecto el fundador del Proyecto Mars One ante esta investigaición del MIT.