La NASA enviará en el año 2020 un nuevo rover que será el sucesor de Curiosity.

El nuevo rover, que se anunció en la reunión de la Unión Geofísica Americana, buscará en Marte signos reales de vida con un microscopio que llevará a bordo y que puede seleccionar los fósiles y otros indicadores reveladores (firmas biológicas) de que una vez existió vida microbiana en Marte.

Este nuevo rover llevará una gran cantidad de instrumentos avanzados que pueden mejorar nuestra comprensión científica de Marte. La finalidad de esta próxima misión es aportar información para la futura exploración humana de Marte en la década de 2030.

El rover utilizará gran parte de los instrumentos del actual Curiosity De hecho, estará parcialmente construido con piezas de repuesto del Curiosity y aterrizará en Marte usando el mismo método que Curiosity. Al reutilizar gran parte del diseño original del Curiosity, se espera que la misión Mars 2020 rover tenga un coste de “sólo” 1,5 mil millones de dólares, frente al coste de la misión Curiosity, que fue de 2,5 mil millones.

A pesar de que se vayan a utilizar recambios del Curiosity, los laboratorios a bordo del rover que se enviará en el año 2020 para analizar Marte serán totalmente nuevos.