Un exoesqueleto robótico para aterrizar en Marte.

Super ball bot
Modelos de superball bot. Imagen; NASA.

El aterrizaje de un vehículo en Marte puede ser muy complicado. No hay más que recordar los "siete minutos de terror" que todos vivimos el 6 de agosto de 2012 cuando Curiosity aterrizó en Marte.

Para el aterrizaje en otro planeta es necesario combinar varias fases de aterrizaje y hacer que entren en juego  los paracaídas, airbags y por fin los retrocohetes. Y aun así, ya una vez sobre el planeta, una nave que se mueva con ruedas, como Curiosity, se enfrentará a muchos obstáculos, como el terreno escarpado y trampas de arena .

Vytas SunSpiral y Adrian Agogino en la NASA investigan un sistema de exoesqueleto robótico deformable flexible que podría ser revolucionario. Esta estructura esférica podría ser capaz de aterrizar sin ayuda dado que absorbería la mayor parte del impacto del aterrizaje. Una vez que la nave ha aterrizado en un planeta, podría utilizar esta misma estructura para avanzar sin necesidad de ruedas.




El diseño, llamado el Super Ball Bot , se basa en el concepto de tensegridad. El término, acuñado por el arquitecto Buckminster Fuller, es un acrónimo de las palabras " tensional " e "integridad " .

Con este sistema se evitan posibles problemas en los ejes o bisagras del róver, ya que la fuerza de un impacto (por ejemplo en un aterrizaje o si el rover cae en un barranco) es absorbida y difundida a través de múltiples vías. Así, con una estructura de tensegridad , la estructura entera comparte la carga de reducir el estrés , que es lo mismo que sucede en los cuerpos humanos.

Los científicos están considerando probar este sistema en la luna de Saturno, llamada Titán, debido a su atmósfera y a la poca fuerza de la gravedad. Posteriormente, si el sistema funciona, podría ser útil para aterrizar en planetas como Marte.