domingo, 13 de abril de 2014

Mars Insight: la misión que estudiará el núcleo de Marte.

Una misión a Marte para el 2016


Mars InSight es una misión no tripulada de la NASA. El objetivo principal de la misión es colocar en la superficie de Marte una sonda equipada con un sismómetro para estudiar la temprana evolución del planeta rojo.

La fecha prevista de su lanzamiento es Mars Lander  marzo de 2016, y se prevé que la misión termine en septiembre de 2018.
Mars Insight imagen gráfica
Mars Insight: foto NASA/JPL.
 Gracias a los estudios de Mars Insight se podría llegar a comprender mejor la formación de los planetas. La sonda nos aportará datos sobre la composición y profundidad de la corteza, el manto y el núcleo de Marte.

Marte es un planeta ideal para estudiar los procesos que dieron  forma a los planetas rocosos, incluida la Tierra, debido a que hay evidencias de que al tener poca actividad tectónica su estructura básica de la corteza y el manto sobrevivieron desde los primeros cientos de millones de años de su formación.

La tecnología de la misión Insight está basada  en el aterrizador Phoenix, que se posó con éxito en Marte en mayo del 2008. La sonda llevará un sismógrafo que medirá las ondas sísmicas y una sonda que penetrará la superficie hasta 5 metros de profundidad para medir las temperaturas. El instrumento TWINS, que medirá la velocidad del viento y su temperatura, lo aportará el Centro de Astrobiología español. El twins está basado en la estación meteorológica española REMS, que actualmente lleva el rover Curiosity.

Mediante la reutilización de la tecnología del módulo de aterrizaje Phoenix se espera que se reduzcan los costes y el riesgo que supone la misión. Aún así la misión tiene un coste aproximado de 425 millones de dólares.

Más sobre Mars Insight (en inglés):



viernes, 28 de marzo de 2014

Un hogar en Marte


Mars One crea la réplica de la casa de los futuros colonos en Marte.

La compañía ha puesto en marcha un proyecto de simulación de las condiciones marcianas para que los aspirantes a la misión puedan entrenarse.

La compañía holandesa Mars One, que pretende enviar seres humanos a Marte en un viaje sin regreso, ha puesto en marcha un proyecto de simulación en el que los aspirantes a la misión puedan realizar su entrenamiento. Según explica la empresa en un comunicado, el primer paso será crear una réplica de la casa que habitarán los futuros colonos del Planeta rojo.
El objetivo principal es que los miembros potenciales de la tripulación comiencen a adaptarse a la experiencia en un entorno real y similar al que se convertirá en su hogar en Marte. El cofundador de Mars One, Bas Lansdorp, ha explicado que el equipo está "ansioso por comenzar la construcción del hardware real para la misión", que, a su juicio, "es importante para la formación de los futuros miembros de la tripulación Mars One y para su preparación de cara a la vida en el Planeta rojo". "Vamos de la teoría a la práctica", ha añadido.
La intención de Mars One es crear eventualmente varios puestos de avanzada en diferentes lugares de la Tierra que recreen con el mayor realismo posible los diferentes climas de Marte. La empresa ha explicado que aún no se ha decidido en qué lugar se va a construir este primer 'hogar'.
El responsable de esta parte del proyecto, el arquitecto Kristian von Bengtson, ha indicado que se trata de una fase "emocionante". En este sentido, ha señalado que "hay mucha gente que está a la espera de la apertura de este proyecto y comenzar a cumplir las diferentes partes del entrenamiento de esta misión".

25 futuros colonos

El proyecto Mars One se encuentra actualmente en fase de selección de futuros colonos. Según su página web, serán 25 las personas que viajarán al espacio y formarán parte del asentamiento que se construirá en el Planeta rojo. Antes de viajar, los elegidos tendrán de pasar por duros entrenamientos como si fueran astronautas profesionales.
La compañía se ha comprometido a que, en los diez próximos años, construirá una colonia habitable y sostenible, diseñada para recibir nuevos astronautas cada dos años. Además, ha explicado que, para ellos, ha desarrollado "un plan preciso y realista basado enteramente en tecnologías existentes".
"Es viable tanto de manera económica como logística, gracias a la suma de proveedores y expertos en exploración del espacio que ya existen", argumenta la empresa en la web. De hecho, Mars One evalúa el coste del primer vuelo en torno a 6.000 millones de dólares. Cada uno de los viajes posteriores, una vez cada dos años, costaría 4.000 millones de dólares.
Según ha explicado, "la idea es financiar el grueso del proyecto con la venta de derechos de transmisión de un 'reality show' que empezará a emitirse ya en la etapa de selección y podría convertirse en el mayor evento mediático a escala global".
Los organizadores de este proyecto han destacado los principales aspectos que hacen de esta idea una iniciativa viable. Así, han explicado que el asentamiento en Marte estará propulsado por paneles solares, concretamente con un modelo que se utiliza habitualmente en el sector y que son fáciles de transportar. La intención es crear un área de 3.000 metros cuadrados como fuente de energía.
Mars One ha señalado que la utilización de energía solar es posible porque no se requiere producción de combustible para un viaje de regreso a la Tierra. En este sentido, la compañía ha dejado claro a los candidatos de que tienen que ir con la idea de que nunca regresarán a sus casas. A partir de su llegada Marte se convertirá en su nuevo hogar, donde van a vivir y trabajar el resto de sus vidas.
Fuente ABC

lunes, 17 de marzo de 2014

¿Pueden volver los astronautas de Marte?

Cápsula Dragon Space X
Cápsula Dragon, Space X. Foto: NASA.

Hasta ahora la mayoría de los proyectos para viajar a Marte, como por ejemplo la iniciativa de Mars One, no contemplaban la posibilidad de traer a los astronautas de vuelta, debido sobre todo a los altos costes que ello implica.

Sin embargo,  el proyecto Red Dragon si prevé un viaje de ida y vuelta. La cápsula Dragon original era una nave espacial reutilizable que fue desarrollada por la empresa privada estadounidense SpaceX.

Ahora, Red Dragon es una cápsula Dragón modificada y cuya finalidad es poder realizar misiones tripuladas a Marte con un bajo coste. 
Falcon Heavy
Falcon heavy. Foto: NASA
Esta cápsula sería llevada al espacio con el cohete Falcon Heavy, también de la compañía Space X. 
La cápsula modificada es capaz de efectuar la entrada en la atmósfera de Marte gracias a  sus propulsores. La Red Dragon está equipada con unos motores de combustible líquido SuperDraco que pueden ayudar a la nave a  frenar durante el descenso, haciendo posible un aterrizaje suave sin necesidad de usar paracaídas.

Una vez en la superficie del planeta rojo, la nave tendría la capacidad de utilizar su Mars Ascent Vehicle (MAV) y un Earth Return Vehicle (ERV), con los que  podría recoger muestras para luego traerlas a la Tierra.

Según apuntan algunos datos, es posible que la NASA se plantee una misión a Marte utilizando la Red Dragon para el año 2022.

viernes, 14 de marzo de 2014

Las dunas de Marte


Nadie se imaginaba esto porque Marte tiene una atmósfera mucho más tenue que la de la Tierra (alrededor del uno por ciento de la nuestra), y sus vientos de alta velocidad son menos frecuentes y más débiles que los de nuestro planeta.

Durante años, muchos científicos debatieron si las dunas observadas en Marte son principalmente rastros de su pasado climático, o si están activas en la actualidad. En los últimos dos años, utilizando imágenes del MRO, se han detectado movimientos sospechosos de arena.

Ahora, un equipo de científicos, mediante un análisis detallado de esas imágenes, ha determinado que dunas enteras, de más de 60 metros (más de 200 pies), se están moviendo como unidades coherentes a través del paisaje marciano.

Para el estudio, el equipo de Nathan Bridges, del Laboratorio de Física Aplicada de Universidad Johns Hopkins, en Laurel, Maryland, y Jean-Philippe Avouac, del Instituto Tecnológico de California (Caltech) en Pasadena, examinó imágenes tomadas en 2007 y 2010 del campo de dunas de arena de Nili Patera, localizado cerca del ecuador marciano.

Los resultados de este estudio aportan información crucial sobre el ritmo al que el movimiento de la arena podría estar erosionando las rocas en Marte. Con la nueva información sobre el volumen de arena que se mueve, los científicos estiman que las rocas de Nili Patera podrían desgastarse a la misma velocidad con que lo hacen las rocas cercanas a dunas de arena en la Antártida, donde hay flujos de arena similares.

Los nuevos datos muestran que la actividad eólica es un agente importante de la evolución del paisaje marciano.

Los científicos utilizarán la nueva y reveladora información para intentar desentrañar algunos de los grandes misterios de Marte, como por ejemplo por qué gran parte de la superficie parece estar fuertemente erosionada, qué sucedió en ella y si se trata de un proceso actual o pasado.

La sonda MRO está en órbita a Marte desde 2006.
www.solociencia.com

jueves, 13 de marzo de 2014

Recientes entrevistas con los aspirantes de Mars One.

Vannesa Reig, entrevistada por Anda Ya y por Interviu. 

Vanessa Reig, nacida en Melilla, vive actualmente en Huelva y es una de las 1058 aspirantes que han sido seleccionadas para la próxima fase de Mars One.

En el programa Anda Ya  comentaron su portada en Interviu.
 

Entrevista a Ángel Jané en WRadio Colombia.

Ángel Jané, uno de los aspirantes seleccionados para la próxima fase Mars One, ha sido entrevistado en W radio de Colombia.